Luces LED

Luces LED para Autos

Es muy común el uso de luces LED para reemplazar los faros de los automóviles y de las bicicletas y motos. Al ser un semiconductor, el funcionamiento de las luces LED depende de su temperatura, ya que un diodo produce más luz a una temperatura baja que a una alta temperatura. Por lo tanto, con el fin de mantener una producción constante de luz, la temperatura de un faro LED debe mantenerse relativamente estable.

Los LEDs son comúnmente considerados como dispositivos emisores de poco calor, debido a la familiaridad del público con LEDs pequeños de bajo rendimiento, utilizados para los paneles de control electrónico y otras aplicaciones que requieren sólo pequeñas cantidades de luz. Sin embargo, los LEDs en realidad producen una cantidad significativa de calor por unidad de salida de luz. En lugar de ser emitida junto con la luz, como es el caso de las fuentes convencionales de luz, el calor de un LED se produce en la parte trasera de los emisores. A diferencia de las bombillas incandescentes, los LEDs son dañados por las altas temperaturas; el funcionamiento prolongado a una temperatura máxima dañará permanentemente los indicadores LEDs y reducirá la vida útil de los focos. La necesidad de mantener temperaturas bajas en LEDs de niveles de alta potencia requiere unas medidas tales como disipadores de calor y/o ventiladores que suelen ser bastante caros.

Las luces LEDs son cada vez más adoptadas para funciones de señal, tales como las luces de estacionamiento, luces de freno y direccionales, así como luces de circulación diurna, como en aquellas aplicaciones que ofrecen ventajas significativas sobre las bombillas de filamentos.

© 2011. Todos los derechos reservados | http://www.lucesled.org